La Institución Educativa de María teniendo en cuenta que el individuo es el centro y la meta de todo proceso educativo, lucha para que los alumnos y alumnas, tengan una formación integral y por esto, se han trazado los siguientes criterios:

  •  La formación impartida se basa en los principios de la religión Católica, orientando una educación cuyo objetivo se fundamenta en los valores de la persona; sin embargo, conserva una apertura ideológica con visión ecuménica muy sólida e induce a sus alumnos y alumnas, al descubrimiento de los mismos y los ejercita en el uso de la libertad en forma responsable y atendiendo al ejercicio de la libertad de enseñanza, consagrada en la carta magna y de la Ley de la Infancia y la Adolescencia y la Ley General de Educación, artículos 23 y 24 y sus decretos reglamentarios.
  • Su propósito: Es el desarrollo de actividades que permitan descubrir los valores morales, intelectuales, cívicos, permitiendo así un crecimiento armónico, la satisfacción de sus propias necesidades y el engrandecimiento de su personalidad.
  • Sus metas: La dignidad, la alegría, la ciencia, la gratitud, la fraternidad, la singularidad, la autonomía, la apertura, la trascendencia, la verdad, la justicia, el amor y la cualificación‖, trazadas por nuestra institución educativa.

Teniendo el respeto y la transparencia como símbolos, se capacita también al alumno para que sea sujeto de su propio desarrollo integral, partiendo de la base que la educación no se debe alejar de la realidad; sus métodos, sus procedimientos y sistemas deben fundamentarse en vivencias teórico – prácticas, que permitan producir conocimientos científicos, investigar, observar, comparar y distinguir hechos y situaciones para una mejor toma de decisión vocacional, que con un sentido crítico y analítico le permita comprender su mundo y transformarlo.

SIPAEP