La Institución Educativa de María percibe y desarrolla en los alumnos y las alumnas, las potencialidades, aptitudes y actitudes, estrategias, habilidades y destrezas y sus conocimientos para que se proyecten en el futuro a una sociedad cambiante. Tiene al alumno como centro y protagonista de su crecimiento, por tanto se le protege el derecho a la intimidad personal, familiar, su buen nombre y su personalidad jurídica; se le respeta las formas de comunicación privada, la libertad de conciencia, la participación y la libre toma de decisiones.

Como ser social, la Institución reconoce al alumno como parte fundamental de la comunidad educativa con facultades para: La libre expresión, la participación democrática, la práctica deportiva, el sano esparcimiento y aprovechamiento del tiempo libre, la recreación y la cultura, su proyección social y un trabajo en condiciones justas y humanas.

La Institución Educativa de María se fundamenta en los principios pedagógicos, teniendo en cuenta la estructura planteada por: OK. MOORE, ANDERSON y otros.

SIPAEP